31 enero 2016

Merga cumple los pronósticos

El campeón del mundo en 2011 tira de clase y se adjudica con claridad el 61º Cross Internacional de San Sebastián e Iván Fernández se cala su octava txapela seguida
La también etíope Ayalew se impone a su compatriota Oljira y triunfa en la prueba femenina; el tiempo respeta y se vive una mañana de ambientazo en el Hipódromo

El etíope Imane Merga ha hecho buenos los pronósticos, haciendo valer su experiencia y clase para adjudicarse con autoridad un 61º Cross Internacional de San Sebastián que ha resultado un grandioso espectáculo. Su compatriota Hiwot Ayalew ha hecho lo propio en la categoría femenina y se ha impuesto con mayor autoridad en el transcurso de una mañana en la que el tiempo ha respetado y se ha vivido una gran fiesta en el Hipódromo. La nutrida afición guipuzcoana ha llenado las gradas del vetusto recinto de Zubieta y ha gozado desde primera hora con las pruebas de los más pequeños, hasta el broche final de la octava txapela consecutiva de campeón de Euskadi del alavés Iván Fernández.

Las carreras reinas de la jornada no han dejado indiferente a nadie, con mucha emoción hasta el mismísimo desenlace de las mismas. Especialmente atractiva ha resultado la masculina, en la que el campeón del mundo de Cross en 2011 ha cumplido a rajatabla con la estrategia que había establecido para llevarse el triunfo. Ya desde el principio, los africanos Imane Merga (Etiopía), Dominic Kiptarus (Kenia) y Goitom Kifle (Eritrea) han marcado un fortísimo ritmo que ha dejado atrás a los compatriotas de este último, Abrar Osman y Hiskel Tewelde, Antonio Abadía e Iván Fernández. Los tres han ido alternando los relevos en cabeza, aumentando de forma notable la exigencia hasta que, ya durante la última vuelta, Merga ha entendido que era el momento que buscaba para apretar.

“Me he encontrado genial”

Con una serie de zancadas largas, el quíntuple ganador en Atapuerca se ha distanciado de sus perseguidores, el junior Kiptarus y un Kifle de más a menos, y luego, simplemente ha tenido que administrar su pequeña renta. Al final, ha cruzado la línea de meta con un espectacular crono de 29’58’’, a menos de tres minutos el kilómetro, y ha aventajado en cuatro segundos al keniata (29’03’’) y en ocho al eritreo (29’07’’), con Toni Abadía cuarto (29’50’’). Merga no ha escondido que “me he encontrado genial” e incluso ha reconocido que ha ganado la carrera con suficiencia: “El ritmo de salida ha sido fuerte y el tramo de relevos ha sido más duro, pero yo tenía claro que esperaría a la última vuelta. Cuando he visto que era el momento, he apretado y he llegado con fuerza. Estoy muy contento”.

Ayalew se lleva el duelo etíope

La prueba femenina, que le ha precedido, ha resultado igualmente muy emocionante, a pesar de que se ha saldado con el enfrentamiento fratricida anunciado entre las etíopes

Hiwot Ayalew y Belaynesh Oljira. El fuerte ritmo que ha establecido esta última desde el pistoletazo de salida ha provocado que sólo su compatriota, la británica Stephanie Twell y una enorme Diana Martín pudieran seguirle, aunque con un par de metros entre ellas. La carrera ha continuado con ese mismo guion hasta que, pasado el kilómetro cinco, las tornas han cambiado de forma radical. Twell y la madrileña ya se habían quedado atrás, pero Ayalew ha visto claro que iba muchísimo más fuerte que Oljira y le ha asestado un golpe casi definitivo merced a su mayor altura y consiguiente superior zancada.

“Estoy muy, muy contenta”

Metro a metro, Ayalew ha ido alejándose y creciéndose, consciente de que la victoria ya era suya, hasta cruzar la línea de meta con un meritorio tiempo de 26’57’’ y aventajando en 14 segundos a Oljira (27’11’’), completando el podio cerca una impresionante Diana Martín (27’33’’), que ha batido a la británica (27’39’’). Ayalew estaba encantada con este triunfo: “Estoy muy, muy contenta. Ganar este Cross ya significa mucho, pero Belaynesh es una atleta muy poderosa y ganarle a ella hace que tenga más mérito todavía. Ella ha puesto un ritmo muy fuerte desde el principio, pero durante la tercera vuelta he visto que yo me encontraba mejor que ella y me he escapado. Tampoco he cogido mucha ventaja, pero ha sido suficiente para llegar a la recta final tranquila y ganar bien”, ha sentenciado. Iván Fernández no da opción

Los campeonatos de Euskadi absolutos, por su parte, han resultado del todo desiguales, ya que mientras la carrera femenina ha resultado espectacular y muy emocionante, en la masculina no ha habido color. Y es que el gasteiztarra Iván Fernández ha dominado claramente de inicio a fin y ha sido noveno absoluto con un gran crono de 31’45’’, con una ventaja de 32 segundos respecto al catalán Marc Hurtado (32’17’’) y de 38 segundos respecto a un gran Eneko Agirrezabal (32’23’’). La llegada femenina, en cambio, ha sido un regalo para la vista, con una apasionante recta final que se ha llevado la atleta del Goierri Garaia Ainhoa Sanz (30’46’’), que ha aventajado en dos segundos a la corredora del Atletiko San Sebastián Raquel Baños (30’48’’), con la compañera de equipo de ésta, la turolense Elena Silvestre (30’59’’), en tercera posición, muy cerca también.

La jornada ha arrancado pasadas las 10.00 horas con la disputa de las carreras en las que se ha puesto en liza el Campeonato de Euskadi de todas las categorías federadas, que han regalado imágenes imborrables. Desde los más pequeños a los más veteranos, todos y cada uno de ellos se han dejado la piel sobre la hierba del Hipódromo en busca de la victoria o de un hueco en los valiosos podios de las competiciones autonómicas.

Todo ello en un Hipódromo abarrotado, que ha vivido un ambientazo desde primera hora gracias a que el tiempo ha respetado y ha ayudado a que la gente se acercara; y se ha mantenido durante todo el programa de carreras. Quizá la modalidad no ha lucido tanto por la ausencia de la lluvia y el barro, pero todos los atletas han agradecido el excelente estado del césped y la mañana se ha cerrado como una fiesta redonda un año más.